La mujer y el séptimo encuentro | Juan Capítulo 4

Humblehoney

Herida del camino y cansada por su travesía. Esta mujer caminaba cada día hacia el pozo por una ración de agua. Su techo era el asfixiante calor de sol en la hora menos concurrida por el resto de las mujeres. 

Su pasado y su presente marcaban un precedente social que le impedía establecer relaciones personales saludables.

El racismo de su época la marcaban una y otra vez. Dejando un mal sabor de inferioridad que pronto se convirtió en algo muy normal. Dejó de esperar afecto, cuidado y respeto, considerando que no era merecedora de ello.

Insistía en levantar una gran pared que mantenían aisladas sus emociones. Pero por mas que se esforzaba, siempre terminaba en los brazos de un amor a tiempo parcial.  Mientras su mente y corazón permanecían heridos sin consuelo alguno.

Nadie se interesaba en ella genuinamente…

Ella había escuchado de Jesús y de oídas reconocía que algún día el Maestro haría su aparición. No le era difícil creer en lo que fue escrito en la palabra. Mas le era imposible imaginar que tan inmenso y grandioso Dios algún día la alcanzaría.

Y pensaba…

alexander-lam-83677.jpg

No pedí nacer samaritana, no elegí ser parte de aquellos a los que se les niegan las oportunidades. No tuve la elección de aceptar o no, vivir como los perrillos de la calle. Porque fui excluida del pueblo que posee la salvación? A caso mi desdicha no es conocida por el Dios viviente de mi padre Jacob.

Cinco maridos he tenido y el que ahora tengo no me pertenece. Grave y vergonzoso es mi pecado ante el juicio humano. Cuanto mas frente al juicio de Dios?

Nadie conoce mi historia, ni los detalles que me han llevado a tener seis relaciones maritales distintas. Pero estas etiquetas que me han colocado, me hacen fuerte. Con ellas me protejo de la gente. De sus miradas acusadoras, de sus comentarios sin fundamentos, de sus desplantes carentes de humanidad.

Soy ignorada y rechazada por todos, eso me mantiene a salvo.

Hasta que…

Tuve sed nuevamente y decidí ir al pozo como de costumbre. Era la hora sexta y el calor me ahogaba, el pesado cantaro que llevaba en mi hombro lastimaba mis huesos.

jeremy-bishop-194141.jpg

Entonces lo vi, a lo lejos. Y pensé si debía continuar o regresar a la casa para evitarlo. Pero continué, mi condición luego del viaje requería que tomara agua. Casi moría por llegar al borde del pozo. Y decidí ignorar al desconocido, muy pronto supe que el haría lo mismo. A simple vista se notaba que era Judío.

Pero la curiosidad me invadía. Por que está en el pozo a estas horas? A caso no tiene un siervo que le busque su agua? Jamás vi alguien como el, su rostro me inspira tanta confianza. Ciertamente es de hermoso parecer y su presencia no se asemeja a la de ningún hombre que haya conocido.

Será mejor que no le incomode mas y con algo de suerte me permite sacar agua.

Entonces me miró, con los ojos mas expresivos que haya visto jamás. Si se que es Judío! mi carne grita que debo darle la espalda y salir huyendo de este lugar. Pero mi espíritu me implora que escuche lo que tiene que decir. Y como un evento planificado en el cielo, sus palabras se dirigieron hacia mi.

steinar-engeland-120058.jpg

Pero que estoy haciendo? De seguro solo desea humillarme y recordarme el lugar al que pertenezco.  El me pidió agua para tomar, a caso estoy obligada a darle de beber? Como es que promete que ya no tendré sed jamás? Como sabe que cinco maridos he tenido y que el actual tampoco es mío? 

A caso es un profeta?  Entonces la intriga y la curiosidad por conocerle me invadieron por completo. Necesitaba escuchar lo que me tenia que decir. Nadie me había confrontado con tanto amor. Quién es el?

Entonces lo dijo, es el Cristo!! El salvador del mundo, el Hijo del Dios viviente. Y ha decidido hablar con migo. Como es posible?

Sus ojos de santidad, sus palabras son la autoridad y su presencia es la verdad. El conoce mi    estado y no sentí vergüenza al aceptarlo. Frente a El no necesito ser alguien mas, todas mis barreras quedaron sin efectividad. No tengo protección, ni argumento ganador.

El me conoce!

jametlene-reskp-87705.jpg

Todos tienen que saber que no hay por que esperar mas. Cristo ya esta en medio nuestro y su gobierno trasciende el juicio terrenal. Mi corazón arrepentido ha sido aceptado como el mas preciado tesoro. Y mi rendición, obediencia y gratitud serán mi mejor adoración.

Por que hoy ha llegado a mi vida la salvación! El séptimo encuentro que me miró con amor por vez primera y me transformó.

Cinco maridos he tenido y el que ahora tengo tampoco es mío. Pero decido no retener mi pasado. He renunciado al derecho de intentar controlar mi presente y mi futuro.  Estoy cansada de luchar por mis propias fuerzas, de hacerme la fuerte aún cuando ya no puedo más.

He decidido descansar en sus brazos y confiar en su cuidado. Encontré mi hogar, mi propósito y mi identidad.

Mi vida jamás será igual, mi séptimo encuentro me ha dado libertad. Cristo me ha enseñado a amar. Y tu amada lectora decidiste aceptar la confrontación del Maestro? O le diste la espalda y regresaste con sed a casa?

no-olvides

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s