Top
Recibe los últimos recursos & Tips a tu e-mail

Hambre emocional? 5 tips para no comer por ansiedad

Sabías que la ansiedad puede provocar hambre emocional?

Sabes lo que es hambre emocional? Te ha pasado que físicamente no tienes hambre, pero de repente sientes la ansiedad de comerte esas galletitas que tanto te gustan? O ya estás lista para irte a dormir y te da por acabar con ese pastel de chocolate acompañado con un vaso de leche?

Y mientras te lo comes te sabe a gloria. Pero inmeditamente terminas, comienza el remordimiento y el dolor de panza jajajajaja. Siendo sincera me pasa muchísimo, especialmente antes y durante la mestruación.

Y en cualquier momento también LOL

Entonces me surje la pregunta, si mi cuerpo no tiene hambre por que siento la necesidad de comer?

Ahora sabremos porque…

Todas conocemos el hambre física pero también existe el hambre emocional. Y auque a menudo experimentamos ambas, es muy complicado diferenciarlas cuando estamos depresivas, estresadas, aburridas, ansiosas y hasta muy felices. Y es que para muchas, el comer resulta una actividad relajante. Que ayuda a suprimir sentimientos y emociones. Pero que sin notarlo resulta sumamente dañina para la salud física y emocional.

Es por ello que en esta publicación, te traigo algunos consejitos que te ayudarán a evitar detonar todos los factores que te provocan alimentarte de forma inadecuada. A la vez que desarrollas herramientas que te ayuden a canalizar tus emociones de manera beneficiosa para tu salud.

Aprende a idetificar la diferencia entre el hambre física y el hambre emocional

El hambre física generalmente se da en unas horas específicas y va aumentando gradualmente. Haciéndote sentir la necesidad de comer algún alimento en especial, típico de la hora del día en que te encuentres.

Por ejemplo: en las mañanas naturalmente sentirás hambre, pero de un rico desayuno no de una barra de chocolate.

Mientras que el hambre emocional surje cuando estas satisfecha y viene acompañada de una gran necesidad de ser saciada inmediatamente con lo primero que encuentres en la nevera o la tienda de la esquina.

Identifica todo lo que te provoca comer por ansiedad/hambre emocional

Comer de forma abusiva sin que tu cuerpo tenga hambre, no solo sucede cuando estamos tristes o estresadas. Sino que también puede suceder cuando estás féliz en un ambiente de celebración. En mi caso me he dado cuenta que si estoy en una actividad familiar, pasándola súper junto a mis seres queridos. Puedo comer en exceso todo el día sin darme cuenta de que he pasado mi límite.

Es importante que hagas una lista de todos los escenarios en que te has visto comiéndote cinco galletitas, una rebanada de pastel, una batida de chocolate y varios vasos de gaseosa. Identificar las emociones que te provocan la ansiedad de comer sin control, será la clave que te permitirá establecer un plan de acción efectivo.

Haz tu cinco comidas diarias

Esto no solo ayudará a mantener tu metabolismo rápido. Si no que mantendrá tu apetito bajo control.

Recuerda que debes comer:

    1. Desayuno- esta es la comida más importante del día. Ya que mejora el balance de nutrientes y energía en el cuerpo. Para ver 7 desayunos saludables oprime aquí
    2. Merienda- se toma a mitad de la mañana, de esta forma no tendrás tanta hambre a la hora de almuerzo. Puedes optar por frutos secos, vegetales, té, frutas y hasta un juguito natural.
    3. Almuerzo- selecciona un menú rico pero balanceado
    4. Merienda- se toma en la tarde, de esta forma no tendrás tanta hambre a la hora de la cena. Puedes optar por frutos secos, vegetales, té, frutas y hasta un juguito natural.
    5. Cena- considerando que es la última comida del día, es necesario no comer en exceso. Ni ingerir alimentos muy pesados y difíciles de digerir.

Busca formas de distraer tu mente

Es imposible no aterrizar en tu nevera, si unicamente estás pensando en el postre que te encanta solo, triste y abandonado en tu cocina. Créeme se lo que te digo jajajajaja parece que te llama a gritos.

Por ello necesitas encontrar actividades que te ayuden a distraer tus pensamientos. Al principio te resultará difícil, pero una vez encuentras eso que te aleja de comer por hambre emocional, te sentirás la mujer con más fuerza de voluntad del mundo.

En mi caso, sentarme a escribir en la computadora me aleja de pensar en comida. Por algún misterio redactar y leer, son mi salvavidas cuando siento que puedo acabar con el paquete de Oreos. Tú puedes intentar actividades como:

  1. Hablar por teléfono con algún amigo o ser querido;
  2. Hacer actividades físicas que te ayuden a canalizar tu energía y emociones;
  3. Susbtituye los alimentos altos en azúcar por una taza de té o una fruta;
  4. Lee un libro, toma una ducha con aromaterapia o da una caminata al aire libre.

Medidas drásticas: y si nada te funciona, toma toda la comida chatarra de tu cocina. Colocalá en una bolsa de basura, ponla en el baúl de tu auto, conduce al menos por dos horas y tiralá en un zafacón. Decidida a no regresar por ella jamás jajajajaja.

Apóyate con opciones y rutinas saludables de alimentación

Si llega la ansiedad y el estrés cuando compraste dulces, helados y papitas en el supermercado. El proceso de educar tu mente y cuerpo a comer solo cuando sea necesario será cuesta arriba. Te aconsejo iniciar, eligiendo opciones ricas pero saludables durante tus compras para el hogar. En mi caso mi esposo y yo decidimos incluir mas frutas, yogurt, jugos de aloe vera y productos integrales en nuestra lista de compras.

Es mucho mas fácil seleccionar algo saludable cuando abrimos el refrigerador. Además puedes practicar alguna disciplina deportiva que ocupe tu tiempo libre, mientras quemas algunas calorías. Confieso que no soy una persona amante a los deportes, pero necesito esforzarme.

Esto no es algo que se logra de un día para otro, modificar tu estilo de vida siempre será un reto que conllevará tiempo y sobre todo mucha determinación y permanencia. Te vas a desesperar, tu cuerpo se va a resistir, los que te rodean probablemente no te ayudarán. Pero no te detengas, porque a largo plazo los resultados te confirmarán que hiciste lo correcto.

Que Dios te bendiga!

Has sentido que comes para calmar tu ansiedad o simplemente por entretenimiento? Que haces para calmarlo? Has practicado alguno de los consejos que te ofrecí en esta publicación?

Te envío un fuerte abrazo, hasta la próxima edición.

 

SaveSave

SaveSave

INFORMACIÓN

Necesitas un logo?

%d bloggers like this: