Top
Recibe los últimos recursos & Tips a tu e-mail

Buscando tu Rut en medio del dolor

Cuando estás en medio de tu dolor que es lo primero que haces? Como manejas la situación con la gente que te rodea? Lee esta publicación hasta el final y descubre que tiene que decir Rut a través de su vida.

Para leer el libro de Rut oprime aquí

Hay situaciones en la vida que nos llegan sin pedir permiso, dejando a su paso confusión y amargura. Son esos momentos que ni siquiera dan oportunidad a tomar un respiro y te sorprenden como las contracciones de un parto en 9 centímetros.

Aún no recuperas el aliento cuando el dolor de la próxima contracción hace que olvides la hermosa recompensa por la que sufres.

Como instinto natural no quieres a nadie a tu lado, comienzas a provocar que todos los que te aman se alejen de ti. Das por sentado que nada bueno sucederá por que has perdido a lo que te aferrabas físicamente y peor aún te niegas a dejarlo ir de forma emocional.

Entonces caminas, hablas y respiras pero en tu interior estas muriendo lentamente.

Detente por un instante y comprende que no estas sola, Dios siempre tiene cuidado de ti. Si no me crees estudia sobre Noemí, ella sabia perfectamente por lo que estas pasando. Esta mujer viviendo como extranjera en la tierra de Moab, pierde a su esposo y sus dos hijos. Quedando desamparada y desprovista de todo lo que le producía seguridad.

Ella como tu estaba llena de dolor y amargura, pensaba que todo cuanto le sucedía era castigo de Dios.

También debes leer: Las 4 Cosas de Sara no debió hacer

Tanta angustia no le permitía ver que en medio de su luto, Dios había hecho provisión de una mujer llamada Rut. Que teniendo la opción de darle la espalda y buscar un mejor porvenir. Decidió permanecer a su lado simplemente por amor…

Mira a tu alrededor e identifica quién es tu Rut.

Puede que sea una amiga, un familiar, tu esposo o una hermana de tu iglesia. Dios extiende su mano sobre tu vida a través de gente que te ama de forma incondicional y te sustentarán en tu tiempo de dificultad. Vamos! vuelve a la vida que tu Dios nunca te ha abandonado…

SaveSave

SaveSave

INFORMACIÓN

Necesitas un logo?

%d bloggers like this: