Top
Recibe los últimos recursos & Tips a tu e-mail

La palabra de Dios mora en ti en abundancia?

En el primer capítulo de la serie, te mostré la base bíblica de este estudio que se encuentra en Colosenses 3:16-17.

Durante esta edición que constituye el capítulo 2, estaremos respondiendo la primera pregunta que se extrae del texto. Como lograr que la palabra de Dios more en abundancia en nosotros?

 

 

 

 

Hoy en día hay un serio problema de analfabetismo bíblico entre los creyentes. En el afán por perseguir únicamente milagros y unción. Se ha dejado a un lado la pasión por conocer a Jesús a través de su palabra.  Este grave descuido, provoca que cada vez más cristianos desconozcan el carácter de Dios.

Resultando en creyentes frustrados, que persiguen metas e ideales puramente humanos/religiosos. Que finalmente no propician la abundancia de la palabra y el carácter de Cristo en sus vidas.

Es por ello que como mujeres de fe, debemos ejercitar el hábito de estudiar la palabra de Dios diariamente.

Verás, la Biblia es la voz misma de nuestro Señor. A través de este maravilloso libro conocemos su corazón. Es el manual de vida que todas necesitamos para caminar enfocadas en el blanco que es Jesús.

Deuteronomio 6:9 dice:

6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y diligentemente las enseñarás a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. 8 Y las atarás como una señal a tu mano, y serán por insignias entre tus ojos. 9 Y las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas.

Parece algo excesivo, pero créeme cuando te digo que en el mundo que nos ha tocado vivir. Este pasaje de Deuteronomio cobra más relevancia. Es urgente volver a buscar dirección en las páginas de la Biblia. Ahora bien, hay algunos consejos que me gustaría proveerte para este propósito.

Cuando estudies la palabra de Dios:

  1. Acércate a ella con un corazón humilde y dispuesto a encontrar corrección para tu vida.
  2. Siempre ora para que Dios te dirija a interpretar su palabra de forma responsable.
  3. Nunca utilices el texto sagrado con el fin de lastimar, humillar y/o herir a otros.
  4. Jamás saques de contexto las palabras de Dios, para manipular a tu prójimo.
  5. Procura con diligencia, educarte en cuanto a técnicas de estudio bíblico. De manera que puedas diferenciar los capítulos históricos de los poéticos y así consecutivamente.
  6. Y recuerda que por más que puedas conocer de la Biblia. Nunca terminas de aprender de ella.
palabra de Dios

Que hacer con el conocimiento obtenido?

Es preciso que no solo estudiemos la palabra de Dios. Si no que la practiquemos en nuestro diario vivir diligentemente. De otra forma, como alcanzaremos a tener una relación con Cristo en la que nos parezcamos cada vez más a Él?
Por mucho que nos quieran vender un evangelio rápido y fácil. No es posible conocer y parecerse a Cristo si no lo buscas a través de su palabra. Si no te tomas el tiempo de hablarle, escucharle y tener vivencias que los vuelvan cada vez más unidos.

Revisa las motivaciones de tu corazón al buscarlo, no confundas obligación con amor por Dios. Buscar una relación íntima con Él requiere de un corazón limpio y puro que reconoce su total dependencia de Cristo.

Debes recordar que en todo tiempo estas ministrando al cielo por amor, no al hombre por obligación. No permitas que ninguna influencia te aleje de su presencia.

Colosenses 3:1-2

1 Ya que han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. 2 Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra, 3 pues ustedes han muerto y su vida está escondida con Cristo en Dios. 5 Por tanto, hagan morir todo lo que es propio de la naturaleza terrenal: inmoralidad sexual, impureza, bajas pasiones, malos deseos y avaricia, la cual es idolatría 14 Por encima de todo, vístanse de amor, que es el vínculo perfecto.15 Que gobierne en sus corazones la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo. Y sean agradecidos.

palabra de Dios

Cuando procuramos estudiar su Palabra y escuchar su voz en nuestro aposento secreto. Somos llenas de la verdad que nos permite autoevaluarnos y reconocer las áreas en las que necesitamos desarrollo y crecimiento.

La práctica constante e insistente de la palabra de Dios en tu estilo de vida. Hará florecer en ti la hermosura de la que habla Proverbios 31:10-31.

No te pierdas la continuación de esta serie. Se que es muy probable que este mensaje no te resulte agradable de leer. Y de seguro habrán áreas que te cueste un poco aceptar. Pero no hay nada en este escrito que no haya vivido y siga viviendo hoy.

palabra de Dios

Todo cuanto te comparto es parte de mi viaje como servidora de Dios. Son espacios de mi vida en los que Dios ha trabajado y otros en los que aún continua obrando. Así que vamos, respira hondo puede que la medicina sea un poco amarga, pero es necesaria. Te animo a continuar leyendo esta serie hasta el final.

Te aseguro que Dios tiene mucho más que decirte.

Te envío un fuerte abrazo,

 

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

INFORMACIÓN

Necesitas un logo?

%d bloggers like this: