Top
Recibe los últimos recursos & Tips a tu e-mail

Madre Cristiana | 4 cualidades que debe poseer

Eres madre? Si lo eres esta publicación es para ti

Soy madre orgullosa de dos chiquitos de 2 y 9 años de edad.Confieso que este par de angelitos son la luz de mis ojos. Verlos jugar, reír, dormir, saltar y disfrutar de la vida con tanta inocencia.

Me recuerda todos los días como debo ser ante la presencia de mi padre celestial. 

Pero aunque amo ser madre, es una tarea muy ardua y más aún en el tiempo que nos ha tocado criar. Es por ello que me parece sumamente importante conocer que dice Dios en su palabra acerca del rol de una madre.

Con el fin de mostrar a mis hijos el amor de Cristo en todo tiempo.

Ya sea que te corresponda disciplinar, consentir y/o enseñar a tus chiquitos. El aplicar estos principios con una vida llena del amor de Cristo. Te hará crecer cada día más como madre y como cristiana.

Por favor lee, estudia, indaga y profundiza en los puntos que te dejo a continuación. Estoy segura que Dios tiene grandes y hermosas cosas que decirte a través de esta lectura.

1. Se Genuina y Constante

madre

Eres una mujer plena? Oprime aquí para leer más

Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano. 1 Cor 15:58

Se la misma mujer, madre y servidora de Cristo dentro y fuera de tu hogar. La forma mas eficiente de confundir y lastimar el corazón de tus chiquitos. Es siendo un ogro en casa y una dulce dama en público.

Dios sabe que no eres perfecta, reconoce tu cansancio, frustraciones y situaciones lastimosas.

Pero nunca olvides que Él es tu pronto auxilio y quién renueva tus fuerzas cada día.  En todo tiempo esfuérzate por demostrar, modelar y hablar el carácter de Cristo. Esto marcará el corazón de tus chiquitos para siempre.

2. Admite tus equivocaciones

madre

Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 2 Corintios 12:9

Cuando mi niña mayor tenía algunos cinco años estando en la casa almorzando, derramó su plato de comida sobre el suelo. Algo desesperada ella intentaba explicarme el porque su plato se había caído. Pero yo estaba tan enfocada en hacerle saber que eso me costaría limpiar nuevamente el suelo, que no le permití explicarse.

Y mientras restregaba el trapo para limpiar el “desastre” le daba la espalda a mi niña sin permitirle hablar, haciéndola sentir culpable por un simple accidente.

Nunca olvidaré que cuando me di la vuelta y miré a sus ojitos comenzó a llorar desconsoladamente, mientras sollozaba que fue sin querer. Y que si yo deseaba ella me ayudaba a limpiarlo para que no pasara tanto trabajo.

Esos segundos en que mi hija me miró con esos ojitos grandes, llenos de lágrimas intentando justificar lo que bien me pudo haber sucedido a mi también. Me destrozó el alma y de inmediato me acerqué hasta su carita, la miré fijamente y le pedí perdón por que al no escucharla y enojarme sin razón alguna. Había cometido un terrible error que no quería que se volviera a repetir jamás.

Aceptar tus equivocaciones frente a tus hijos y pedir perdón cuando sea necesario. Sembrará en el corazón de tus peques la convicción de que valoras y respetas sus sentimientos. Ademas de que promueves la honestidad y la humildad como cualidades dignas de practicar dentro y fuera de tu hogar.

3. Ora sin cesar

Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias. Colosenses 4:2

Orar es la herramienta mas poderosa que Dios nos ha entregado. Y tus chiquitos tienen que saber que aún cuando sean adultos y no estés a su lado en todo momento, estarás orando por ellos incansablemente.

Aprovecha cualquier excusa para inculcarles hábitos de oración a Dios y permíteles experimentar la grandeza de saber que hay un Dios soberano que siempre esta presto para escucharlos.

4. Demuestra que Cristo es el centro de tu Hogar

madre

Es de vital importancia que saques un momento para enseñar a tus hijos, que a pesar del ajoro diario. Cristo es la persona mas importante en tu hogar y tu vida. Así que separa un tiempo espontáneo para cantar una alabanza a Dios mientras lavas los platos.

Apaga el televisor mas seguido para danzar una canción de exaltación a Dios por toda la casa junto a tus pequeños. Disfruta un momento en la presencia de Jesús acompañado con las risitas traviesas de los tesoros que Dios colocó en tus manos.

Erradica cualquier comportamiento que niegue a Cristo: contiendas, murmuraciones, hábitos inadecuados, comunicación agresiva con tus semejantes, avaricia y muchas mas que ciertamente estorban la obra de Dios en tu vida.

Habla de la palabra a tu familia y sobre todo aprovecha cualquier situación cotidiana para modelar a tus chiquitos la grandeza de una vida sujeta al amor de Cristo.

Ríndete ante la majestad de Dios y pide incansablemente por su sabiduría y dirección para ser la mejor madre que puedas ser.

Hasta la próxima publicación, te envío un fuerte abrazo.

Leave a Reply

Hola! Deja tu comentario aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

INFORMACIÓN

Necesitas un logo?

%d bloggers like this: